Ventajas de contar con un CRM y ERP para las empresas

Lo primero de todo, hay que saber diferenciar entre CRM y ERP. Un CRM es una solución tecnológica que sirve para gestionar los procesos relacionados con los clientes y con las ventas que se generan en las empresas, mientras que un ERP es un sistema que gestiona y automatiza los procesos internos de las organizaciones, desde la producción hasta la distribución, pasando por la contabilidad entre otros muchos procesos.

Ambas plataformas aportan una imagen global y real de todas las interacciones que se producen en las empresas, ya sea a nivel interno como a nivel externo. La combinación de ambas soluciones ayuda a las organizaciones a ser mucho más competitivas con respecto a sus competidores, ya que ayuda a mejorar y agilizar la toma de decisiones y por ende, a aumentar sus ventas.

Con un CRM y ERP permite mantener un seguimiento exhaustivo e inmediato de todo lo que ha ocurrido con los clientes en cualquier etapa de su relación con la compañía y conocer de este modo cuáles son los clientes más rentables para la empresa analizando las facturas y las transacciones para así poder valorar posibles acciones personalizadas enfocadas en cada cliente.

desctacado-erp-crm

La sinergia entre CRM y ERP facilita las relaciones y el intercambio de información a nivel interno entre los diferentes departamentos de la empresa con un considerable ahorro de tiempo y optimización de los procesos. Los empleados podrán acceder a la información en tiempo real, por lo que la toma de decisiones será más inteligente y rápida.

En definitiva, al integrar CRM y ERP se podrá tener un mejor control sobre el trabajo que se está realizando, con el consiguiente aumento de la productividad, un mayor número de ventas y una toma de decisiones más eficaz e inteligente, por lo que el resultado se traducirá en un mayor margen de beneficios para la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *