¿Cómo revolucionará la industria 4.0 mi empresa?

El concepto de Industria 4.0 surgió para describir el concepto de fabricación con todos sus procesos conectados mediante Internet. La idea de Industria 4.0 va más lejos de la digitalización de recursos, persigue cambios profundos, potenciar la digitalización de la cadena de valor, la colaboración eficiente entre las empresas, el Internet de las Cosas, los proveedores de tecnología y los consumidores.

La Industria 4.0 proporciona al sector de la industria una conectividad de sistemas con la información más exacta, precisa y proporcionada a las personas adecuadas. Las conexiones inalámbricas permiten capturar a tiempo real los datos de la producción sin de tener que cablear la fábrica y estorbar las operaciones de producción, logrando así una conectividad perfecta. Es posible incluir todas las áreas de la planta, incluso las que pueden considerarse menos importantes o donde sea más difícil obtener conectividad, y esto se traduce en una mayor visión sobre toda la producción, con un coste adicional bajo.

En el camino de la innovación hacia esta idea es imprescindible una unión digital entre los componentes industriales y los de negocio; y entre los modelos y los procesos internos de las empresas. El nuevo modelo de industria centrada en los datos requiere de una transformación profunda, basada en la integración inteligente de las TIC. Destacamos a continuación varias de las tecnologías del futuro modelo industrial:

Internet de las cosas (Internet of Things): Son todos aquellos dispositivos que integran capacidades de procesado, almacenamiento y comunicación con el fin de poder controlar uno o varios procesos físicos.

Fabricación 3D: Permite la personalización en el proceso ya que permite fabricar productos, sin penalizar el coste, independientemente de si se tiene que fabricar un determinado número de piezas iguales o todas distintas. Además, hace mucho más sencillo producir lotes pequeños de productos, desde pequeñas piezas de maquinaria hasta prototipos.

Big Data: El análisis de la información que se almacena de los diferentes procesos y sistemas resulta un proceso pesado de forma manual. El análisis de estos datos puede proporcionar información muy valiosa acerca del comportamiento de estos procesos. A partir de toda esta información, se pueden realizar simulaciones que, además, permiten predecir qué recursos van a ser necesarios, pudiendo optimizar su uso anticipando los acontecimientos futuros.

Robots Colaborativos: Este término define a una nueva generación de robots industriales que coopera con los humanos de manera estrecha. Se caracteriza, entre otras cosas, por su flexibilidad, accesibilidad y relativa facilidad de programación.

Realidad virtual y aumentada: La mayor accesibilidad de estas tecnologías en los últimos años las ha hecho situarse como una herramienta útil para la optimización de los diseños, la automatización de los procesos, el control de la fabricación y la construcción, el entrenamiento y la formación de los trabajadores.

Aun así, el verdadero reto no está en conseguir integrar todos los sistemas y actúen entre sí para que todo funcione. El verdadero reto estará en las personas, en como liderar el proceso de transformación digital dentro de la organización y en el cambio que supondrá adaptarse y trabajar en los nuevos entornos conectados de la industria 4.0.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *