Internet de las Cosas (IoT) en el Sector de la Fabricación

Cuando mencionamos Internet de las Cosas estamos hablando del conjunto de puntos conectados, tales como sensores, sistemas, productos, objetos. Este proceso tiene como objetivo básico la generación de información de forma autónoma lo que permite a las Organizaciones analizar dicha información en tiempo real, de tal forma que ofrezcan la posibilidad de influir en la toma de decisiones de manera inmediata.

Desde la experiencia de excelia en el Sector de la Fabricación a través de sus múltiples implantaciones de ERP’s se ha constatado que este es uno de los sectores que más está impulsando el crecimiento de IoT a nivel internacional. Sobre todo, bajo el paraguas de la productividad y la reducción de costes que están impulsando la inversión en soluciones de IoT en los procesos de fabricación.

Según los estudios el mercado mundial, el Internet de las Cosas crecerá significativamente en los próximos años, pasando de 692.600 millones de dólares en 2015 a 1,46 billones en 2020. Lo que pone de manifiesto que IoT está dejado de ser un concepto de connotaciones futuristas para convertirse en una realidad.

Estos mismos estudios predicen que en el mercado español de IoT crecerá de 10.240 millones de euros en 2015 a 25.000 millones en 2020, situando a España entre los cinco países europeos con mayores expectativas de crecimiento en Internet de las Cosas, por detrás de Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

La mayoría de las empresas españolas de fabricación están identificando el papel que puede jugar Internet de las Cosas dentro de su organización. Según nuestra experiencia el camino más lógico sería adaptar su modelo de negocio mediante el despliegue de soluciones de IoT.

Entre los procesos en el sector de la Fabricación se pueden identificar las Operaciones de producción, donde utilizar sensores inteligentes e interconectados facilita que los diferentes componentes en el campo de la fabricación (maquinaria, robots, cintas transportadoras, etc.) puedan no solo recopilar información para realizar el seguimiento de todas las fases de la producción, sino también intercambiar datos de manera autónoma. Evitando cuellos de botella y manteniendo el rendimiento óptimo, lo que evita la presión de la toma de decisiones y los errores humanos.

También existen procesos donde encajaría directamente esta tecnología, la Gestión de los activos de producción, Monitorización y Mantenimientos predictivos en remoto, Servicios de campo, monitorización de productos alimentarios, control y seguimiento en remoto de los distintos factores que forman parte de la cadena de producción (personal, máquinas y herramientas, etc.), así como la mejora en la atención al cliente.

En muchos casos no solo se permite conocer la productividad de los empleados, sino que también permite una rápida respuesta en caso de accidente, algo de vital importancia cuando la actividad laboral se desarrolla en áreas remotas.

Sin olvidar un elemento muy importante como es la implementación de soluciones de IoT para la conexión entre las ventas y la producción. El hecho de recibir información en tiempo real que relacione la oferta y la demanda de productos específicos ayuda a aumentar la velocidad de respuesta a la hora de adaptar la fabricación, evitando cuellos de botella y excesos en la producción.

Un comentario en “Internet de las Cosas (IoT) en el Sector de la Fabricación

    Pingback: Oportunidades de negocio en el Internet de las Cosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *