China elimina límites al capital extranjero para favorecer la inversión

China ha decidido eliminar los límites al capital extranjero en bancos, aseguradoras y compañías locales de gestión de fondos, de futuros y valores a lo largo de los siguientes cinco años para relajar el control al capital extranjero en el sector financiero, uno de los sectores más protegidos por el gobierno chino tal y como han señalado numerosas veces las entidades extranjeras, que no pueden competir en igualdad de condiciones con las empresas locales debido a las grandes barreras de entrada.

En concreto, las autoridades chinas ampliarán un 2% el límite máximo del capital en manos de accionistas extranjeros en compañías de seguros de vida y gestoras de valores, fondos y futuros, que actualmente se sitúa en el 49% y alcanzará el 51% en dos años. A los tres años (cinco años en el caso de las aseguradoras), la restricción será erradicada definitivamente.

Las restricciones a la participación extranjera en bancos locales también se eliminará, aunque todavía se desconoce la fecha en la que entrará en vigor la medida. De momento, los inversores extranjeros no pueden hacerse con más del 20% del capital de una entidad china, y ese banco no puede tener más del 25% del accionariado en manos extranjeras. Actualmente, la cuota de mercado actual de los bancos extranjeros en China no alcanza el 2%.

Esta medida es un paso claro de las autoridades chinas por abrir su sistema financiero para atraer la inversión extranjera dotando de mayor confianza a las empresas foráneas, que actualmente operan como actores marginales en el país. De esta forma, las empresas que deseen invertir en China podrán manejar la mayoría del capital y controlar las joint ventures con sus partners chinos.

La decisión de eliminar los límites al capital extranjero se ha considerado un “hito” en el proceso de apertura china y, de hecho, Zhu Guangyao, viceministro de Finanzas, reconoce que “esta apertura es decisiva y sus efectos tendrán un gran alcance”.

A pesar de las intenciones de China de abrir su sistema financiero de forma progresiva, solo el tiempo evaluará la efectividad de la medida y si anima a que los inversores extranjeros entren en el país o aumenten su presencia en un sector que, aunque está en crecimiento, sigue controlado por los gigantes estatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *